Nuestro negocio es hacer posible el suyo



ACTUALIZA LA ILUMINACIÓN DE TU HOGAR Y AHORRA DINERO


Protección IP en iluminación Led

Elige la bombilla que mejor se adapte a tus necesidades y que te permita un ahorro extra para el bolsillo. Para ello, ten en cuenta aspectos como la vida útil (horas de duración de la bombilla), la eficiencia (vatios que consume), los ciclos de cada tipo de bombilla (cantidad de veces que se puede apagar y encender sin mermar su rendimiento) o el color de la luz (amarillo o blanca) antes de decantarte por una tecnología u otra –halógena eco, fluocompacta o LED-.

En la elección ten en cuenta el casquillo, los lúmenes (potencia), la tecnología, la forma y el tono (que se mide en grados Kelvin) de la bombilla.

Las bombillas de tecnología LED son las más eficientes (ofrecen mayor vida útil y menor consumo), además de reducir las emisiones de CO2.


Comparativa entre las diferentes tecnologías


Incandecentes LED Fluocompacta Halógena
Lúmenes: Cantidad de luz 25W 4W(249 Lúmenes) 7W (229 Lúmenes) 18W (217 Lúmenes)
Potencia: Energía consumida 40W 6W (470 Lúmenes) 9W (432 Lúmenes) 30W (410 Lúmenes)
60W 9W (806 Lúmenes) 12W (741 Lúmenes) 46W (702 Lúmenes)
100W 15W (1.521 Lúmenes) 23W (1.398 Lúmenes) 77W (1.326 Lúmenes)

Tipos de bombillas


1. Las bombillas incandescentes: cuya retirada progresiva del mercado comenzó en 2009, han dado paso a otras tecnologías capaces de conseguir la misma eficacia luminosa con un menor consumo. El mayor exponente de estas nuevas tecnologías es el LED, que ha supuesto una auténtica revolución en eficiencia y ahorro. Además, emiten menos CO2 a la atmósfera y no contienen mercurio ni tungsteno.

2. LED: Son las más eficientes. Tienen una vida útil de hasta 50.000 horas (más de 30 años si las encendemos 4 horas al día) y consumen hasta un 80% menos en comparación con una bombilla incandescente tradicional. No generan calor, reproducen muy bien los colores y soportan gran cantidad de ciclos (veces que se enciende y apaga la luz).
Consulta más información sobre la tecnología LED en la Guía de elección de la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid (FENERCOM), la Dirección General de Industria de Madrid y la Asociación Española de la Industria LED (ANILED).

3. Fluocompactas (bajo consumo): Este tipo de bombillas tienen una vida útil de entre 6.000 y 10.000 horas y consumen hasta un 80% menos que las tradicionales. Las bombillas de bajo consumo no están indicadas para lugares de uso frecuente pero breve como zonas de paso o baños, ya que los encendidos y apagados constantes reducen su vida útil, y tardan unos segundos en alcanzar a su máxima potencia.

Los tubos fluorescentes tienen similar funcionamiento que las fluocompactas pero difieren en la forma y el casquillo. Este tipo de luminaria con tubos fluorescentes abarca grandes espacios que tienen que ser iluminados con un menor consumo como por ejemplo en cocinas, garajes, oficinas…

4. Halógenas eco: Las bombillas halógenas dan una luz muy natural de encendido instantáneo. Emiten calor y su vida útil es de unas 2.000 horas. Consumen un 30% menos que las incandescentes.


Comparativa entre las diferentes tecnologías


LED FLUOCOMPACTA HALÓGENA ECO
Ahorro en 2 años
(en comparación con una bombilla de 40w incandescente, considerando un uso de 1.000h/año y un coste de 0,15kw/h)
Ahorra hasta 3 veces Ahorra hasta 2 veces Ahorro mínimo
Vida útil Cambiarás la bombilla entre 10 y 35 años. Cambiarás la bombilla entre 6 y 10 años. Cambiarás la bombilla cada 2 años.
Rapidez de encendido Instantánea
Recomendada para toda la casa. Ideal para continuos encendidos y apgados
Puede ser lenta, rápida, muy rápida.
Recomendada en lugares donde la luz está encendida mucho tiempo (salones, habitaciones)
Instantánea
Recomendada para toda la casa. Ideal para continuos encendidos y apagados